Isabel Preysler y Vargas Llosa, los reyes de la cultura